Atomy: Rompiendo el molde

Atomy: Rompiendo el molde

Por Courtney Roush | Agosto 3, 2020
Direct Selling News

Prueba que el trabajo y el juego no son mutuamente excluyentes.

Con sede en Gongju (Corea del Sur), Atomy ofrece más de 400 productos en varias categorías, entre ellas suplementos nutricionales, belleza, moda y decoración del hogar. El fundador y presidente Han-Gill Park se encontró por primera vez con la venta directa durante un viaje de negocios a Australia. Después, dejó su trabajo y se convirtió en distribuidor de una empresa de venta directa. Park alcanzó el nivel más alto de la organización de ventas, pero finalmente perdió el negocio que había construido cuando la empresa cerró.

Posteriormente, Park creó im-korea.com, un sitio de compras en línea, implementando algunas de las técnicas que había aprendido en las ventas directas. Sin embargo, la compañía no logró despegar debido a la infraestructura inadecuada y a la falta de conciencia de los consumidores. En 2009, y con un presupuesto muy reducido, lanzó Atomy, basado en una filosofía de “calidad absoluta y precio absoluto”, vendiendo productos de calidad y prestigio a precios que las masas pudieran pagar. Su intención nunca fue competir con otras compañías de venta directa sino con otros canales de distribución. También estableció varios otros elementos no negociables: un compromiso con la honestidad y la integridad, una filosofía de “un socio por producto” (es decir, un fabricante por línea de productos, que, junto con los pagos en efectivo a la entrega y la asistencia financiera sin intereses para los gastos de funcionamiento, ayuda a los socios a crecer) y la rentabilidad de la empresa mediante una economía de escala.

El producto bandera de Atomy, HemoHIM, un suplemento de salud diseñado para estimular la inmunidad, fue desarrollado como parte de un proyecto gubernamental por el Instituto de Investigación de Energía Atómica de Corea en 2004. Fue un best-seller en la industria de ventas directas de Corea durante seis años consecutivos (2014-2019). Originalmente, HemoHIM se ofrecía a través de otro distribuidor a un precio de 770 dólares por 60 paquetes. Atomy vende ahora 60 paquetes del mismo producto con los mismos ingredientes por 84 dólares. HemoHIM y varios otros productos Atomy -incluido el sistema de cuidado de la piel Absolute CellActive, que es el más vendido- son vendidos por una fuerza de ventas mundial de 10 millones de distribuidores.

La compañía mantiene un enfoque centrado en el consumidor. “Nuestro mensaje es claro: pruebe sólo los productos que necesita y sólo si está realmente satisfecho, recomiéndelos a otros consumidores”, dice Park, añadiendo que un enfoque desproporcionado en los distribuidores no es sostenible; “muchas empresas no se preocupan de si sus productos son comercializables en calidad y precio, sino más bien se fijan en la cantidad de comisión a pagar para maximizar la adhesión”. Esto se convierte comúnmente en la razón de los precios más altos de los productos de venta directa sobre los demás. La industria de la venta directa no debe olvidar que es sólo otra forma de distribución. Los últimos diez años han demostrado que la gestión centrada en el consumidor es mucho más eficaz que la centrada en los miembros”. Las ventas globales de la compañía ascendieron a 1.150 millones de dólares en 2019, y mantiene 14 oficinas corporativas globales en lugares como Estados Unidos, Japón, China y Rusia.

Una oficina en juego

Es difícil argumentar que Atomy tiene una de las culturas corporativas más singulares en la industria de la venta directa. Tomemos, por ejemplo, su “sistema de título libre”. Los empleados tienen la libertad de elegir sus propios títulos profesionales, independientemente de sus respectivas antigüedades. La única estipulación es que asuman la responsabilidad de los deberes sugeridos por sus títulos.

Adoptar un “Chutzpah Mindset”, o ser audaz, hacer preguntas difíciles y permanecer tenaz frente a desafíos insuperables, es otro valor central de Atomy. Los empleados también disfrutan de “poderes sin yugo de carga”, lo que significa que “damos a nuestros empleados los poderes necesarios para llevar a cabo las tareas sin hacerles responsables de las consecuencias”, dice Park. El objetivo es capitalizar las fortalezas de los empleados y darles el valor para asumir riesgos sin temor a represalias en caso de que fallen. Los gerentes evalúan el desempeño de los empleados basándose en el esfuerzo demostrado para llegar más allá.

Dentro de una organización decididamente plana, Atomy anima a los empleados a trabajar a través de la influencia, no del rango. “Un soldado experimentado no cumple descuidadamente con las órdenes de su comandante. Escudriña el campo de batalla por sí mismo, entiende los movimientos de sus aliados y responde a las acciones de los enemigos para encontrar la mejor manera de ganar. Juega el papel de un soldado así como de un comandante. Los empleados de Atomy también deben pensar en sí mismos como ejecutivos y comprender cómo sus acciones afectan a la viabilidad de la empresa en su conjunto”, dice Park.

Reflejo de esta cultura poco convencional son las oficinas centrales de Atomy en Corea del Sur, reconocidas por el Instituto Coreano de Arquitectos en 2019 y que recuerdan a un Google o a una moderna empresa de TI de Silicon Valley. Un reportaje de agosto de 2019 en Forbes Corea describe un plan de planta abierta en el que los empleados trabajan donde ellos eligen, están expuestos a diversas habilidades y pensamientos, y disfrutan de comodidades como una piscina cubierta, una piscina llena de pelotas de goma, columpios que cuelgan del techo, una “Sala de Pensamiento” con sillas de baño, una sala “Slam Dunk” con aros de baloncesto, un espacio para acampar diseñado para llevar el exterior al interior, sillas de masaje, una sala de juegos para niños y una peluquería. “No creamos espacios de juego en una oficina, sino espacios de oficina en un patio de recreo”, dijo el presidente Park al reportero Hoon Beom Lee, añadiendo que su intención era crear un ambiente que templara la propensión al exceso de trabajo -algo que admitió que solía hacer- y que el agotamiento era el enemigo de la creatividad.

Investigación y Desarrollo

En octubre de 2019, Atomy celebró la ceremonia de inauguración de la Fábrica Atomy Orot en la ciudad de Gongju, una instalación que incluye un centro de investigación centralizado y un laboratorio de investigación de alimentos. Será el motor clave de la investigación y el desarrollo de los productos alimenticios Atomy que utilizan ingredientes naturales sin sabores o aditivos artificiales.

A través de una asociación estratégica con Kolmar Korea, un fabricante de diseño original global (ODM) en el sector del cuidado de la piel y los suplementos para la salud, Atomy investiga y desarrolla productos en línea con sus filosofías y principios, siguiendo al mismo tiempo las tendencias de los consumidores, por ejemplo, el producto número uno de la empresa, el anteriormente mencionado HemoHIM, desarrollado por el Instituto de Investigación de Energía Atómica y fabricado por KolmarBNH.

Atomy también busca empresas pequeñas o medianas que ofrecen productos de calidad pero que han encontrado dificultades en las ventas o en la promoción de los productos. El objetivo de la empresa es crear y fomentar asociaciones a largo plazo y mutuamente beneficiosas, proporcionando a estas empresas una ruta de ventas segura, financiación y apoyo a los esfuerzos de mejora de la calidad.

La pandemia

Al igual que muchas empresas de venta directa, los empleados y distribuidores de Atomy tuvieron que responder rápidamente a los cambios en las condiciones de trabajo. Con el ataque del coronavirus, lo que Park llama la tendencia de “no contacto” ha tomado fuerza en Atomy; la compañía canceló todos los eventos en persona y los reemplazó por video streaming a través de sus propios canales. Los vendedores han optado por reunirse en grupos más pequeños de dos o tres clientes potenciales a la vez, lo que les brinda la oportunidad de ofrecer a los participantes una introducción más profunda al patrocinio.

La pandemia ha inspirado una mayor popularidad de los productos diseñados para mejorar la función inmunológica, por ejemplo, HemoHIM, que registró ventas de 67.000 millones de KRW a finales de abril de 2020, lo que supone un aumento del 20% con respecto al año anterior. “A medida que continúa la situación con COVID-19, la gente se está interesando más que nunca por la salud y los sistemas inmunológicos”, dijo la reportera Chan Yu de Money Today Network (MTN) en una emisión reciente. “Como resultado, la industria de suplementos dietéticos está mostrando un salto en las ventas que se va a expandir no sólo en Corea sino también a nivel mundial”.

Filantropía

Atomy mantiene una activa presencia filantrópica, desde su evento anual de recaudación de fondos Atomy Run, que ofrece donaciones de contrapartida 1:1 a diversas causas. Su apoyo a proyectos de bienestar infantil, incluida la donación de 2.700 millones de KRW en julio de 2020 para la construcción de un hospital público de rehabilitación infantil, la construcción de un instituto académico en el Hospital Oftalmológico de Siloam y una donación de 10.000 millones de KRW (aproximadamente 8,7 millones de dólares) al Cofre Comunitario de Corea, la mayor institución de bienestar del país, para ayudar a los padres solteros, los menores de edad o las madres jóvenes a ser económicamente independientes. La donación al Community Chest, realizada a través del fondo “Life Cherishing Mom” de Atomy, es la mayor de las realizadas por empresas de tamaño medio en Corea.

El futuro

A pesar de la pandemia, Atomy abrió el mercado chino este julio y está previsto que ponga en marcha tres nuevos mercados antes de finales de 2020: India, Colombia y Turquía; y en los próximos cinco años tiene previsto iniciar operaciones en Europa (Reino Unido, Alemania, Francia) y África (Sudáfrica, Etiopía). Para 2030, Atomy estará disponible en más de 30 países de todo el mundo.

La siguiente fase del negocio de Atomy, dice Park, es una plataforma que combina negocios y entretenimiento para atraer a los distribuidores de una nueva manera. Lanzada en 2019, Atomy Entertainment & Multimedia, o Atomy ENM, es una “empresa de distribución centrada en el entretenimiento” dirigida por el renombrado baterista Lino Park. Está diseñada para animar e inspirar a los distribuidores de Atomy y proporcionarles un contenido accesible y entretenido que puedan utilizar como una herramienta para hacer crecer sus negocios. ENM crea contenidos tanto online como offline y presenta espectáculos utilizando tecnologías como la realidad aumentada, mixta y extendida. Su espectáculo inaugural, el Festival Atomy Dream Hub, tuvo lugar en 2019 y entretuvo a los distribuidores y residentes de Gongju, donde la empresa tiene su sede. “Esperamos que Atomy ENM desempeñe un papel clave para atraer a la próxima generación con contenidos divertidos a través de la última tecnología y medios de comunicación”, dice Park.

###

Fuente original:
https://www.directsellingnews.com/atomy-breaking-the-mold/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!